Las 4 Leyes Del Desapego Para La Liberación Emocional

desapego-500x316.jpg

 

Es posible que la palabra “desapego” te cause cierta sensación de frialdad e incluso de egoísmo emocional. Nada más lejos de la realidad. La palabra desapego, entendida dentro del contexto del crecimiento personal, supone un gran valor interior que todos deberíamos aprender a desarrollar.

 

Practicar el desapego no significa en absoluto desprendernos de todo aquello que nos es importante, rompiendo vínculos afectivos o relaciones personales con quienes forman parte de nuestro circulo personal.

 

Significa básicamente saber amar, apreciar e involucrarnos en las cosas desde un punto de vista más equilibrado y saludable, liberándonos a su vez de esos excesos que nos ponen cadenas y que nos amarran. Que nos cortan las alas.

 

La liberación emocional es darnos la opción de vivir con más honestidad de acuerdo a nuestras necesidades, ofreciéndonos a su vez la opción a crecer, de avanzar con conocimiento de causa. Sin dañar a nadie, sin que nadie nos ponga tampoco su cerco camuflado con las cadenas del amor pasional, filial o incluso materno.

 

Aprendamos, pues, a poner en práctica estas sencillas leyes sobre el desapego…

 

 

Primera Ley: Eres Responsable de ti Mismo

 

Nadie va a retirar cada piedra que te encuentres en tu camino, al igual que nadie va a respirar por ti ni se va a ofrecer como voluntario para cargar tus penas o sentir tus dolores. Tú mismo eres artífice de tu propia existencia y de cada paso que das.

 

Así pues, la primera ley que debes tener en cuenta para practicar el desapego, es tomar conciencia de que eres pleno responsable de ti mismo.

 

-No pongas en el bolsillo de los demás tu propia felicidad. No concibas la idea de que para ser feliz en esta vida, es esencial encontrar una pareja que te ame, o tener siempre el reconocimiento de tu familia.

 

–Si el barómetro de tu satisfacción y felicidad está en lo que los demás te aportan, no conseguirás más que sufrimiento. ¿La razón? Pocas veces lograrán cubrir todas tus necesidades.

 

-Cultiva tu propia felicidad, siéntete responsable, maduro, toma conciencia de tus decisiones y de sus consecuencias, elige por ti mismo y no dejes nunca que tu bienestar, dependa siempre de corazones ajenos.

 

 

Segunda Ley: Vive el Presente, Acepta, Asume la Realidad

 

En esta vida, nada es eterno, nada permanece, todo fluye y retoma su camino tejiendo ese orden natural que tanto nos cuesta asumir a veces. Las personas estamos casi siempre centradas en todo aquello que ocurrió en el pasado y que de algún modo se convierte ahora en una dura carga que altera nuestro presente.

 

Esas desavenencias familiares, ese trauma, esa pérdida, ese fracaso sentimental o esa frustración no superada. Todo ello son anclas que nos aferran, que ponen cadenas en nuestros pies y anzuelos en nuestra alma.

 

Es un apego tóxico y poco saludable que nos impide avanzar en libertad y plenitud.

 

Acepta, asume y aunque te cueste, aprende a perdonar. Te hará sentir más liberado y te ayudará a centrarte en lo que de verdad importa, el “aquí y ahora“, este presente donde tienes tu verdadera oportunidad. ¿A qué esperas?

 

 

Tercera Ley: Promueve tu Libertad y Permite Ser Libres También a los Demás

 

Asume que la libertad, es la forma más plena, íntegra y saludable de disfrutar de la vida, de entenderla en toda su inmensidad.

 

No obstante, ello no impide que podamos establecer vínculos afectivos con otras personas, porque también ello forma parte de nuestro crecimiento personal. Saber amar y saber recibir amor.

 

No obstante, el desapego implica que nunca debes hacerte responsable de la vida de los otros, al igual que los demás, no deben tampoco imponerte sus principios, sus ataduras o cadenas personales para aferrarte a ellos. Es aquí donde empieza el auténtico problema y los sufrimientos.

 

Los apegos intensos nunca son saludables, pensemos por ejemplo en esos padres obsesivos que se exceden en la protección de sus hijos y que les impiden poder madurar, poder avanzar con seguridad para explorar el mundo.

 

La necesidad de “despegarse” es vital en estos casos, ahí donde cada uno debe salir de los límites de la certidumbre para aprender de lo imprevisto, de lo desconocido.

 

 

Cuarta Ley: Asume Que Las Pérdidas Van a Sucederse Tarde o Temprano

 

Volvemos de nuevo a la misma idea: aceptar que, en esta vida, nada puede contenerse eternamente. La vida, las relaciones e incluso las cosas materiales, terminan desvaneciéndose como el humo que se escapa de una ventana abierta o el agua fresca que resbala por nuestros dedos.

 

Las personas se irán, los niños crecerán, algunos amigos dejarán de serlo y algunos amores se irán del calor de tu mano… Todo ello forma parte del desapego y como tal, hemos de aprender a asumirlo para afrontarlo con mayor integridad. Con mayor fuerza. Pero lo que nunca va a cambiar, es tu capacidad de querer. Y debes empezar siempre por ti mismo.

 

 

Compartido por Julia Maitret

http://www.destellosdeluz.com.ar/

Que es un Sanador ?

Sanador Curandero Curador.jpeg

 

El sanador no es realmente un sanador porque él no es quién actúa.

 

La sanación sucede a través de él; él solamente tiene que desaparecer.

 

En realidad, ser un sanador significa no ser.

 

Cuanto menos eres, mejor es la sanación.

 

Cuanto más eres, más bloqueado está el vehículo.

 

Dios, o la totalidad, o como prefieras llamarlo, es el sanador: el sanador es el todo…

 

Una persona enferma es aquella que ha desarrollado bloqueos entre ella misma y el todo, y es por eso que está desconectado. La función del sanador es volverle a conectar.

 

Pero cuando digo que la función del sanador es volverla a conectar no me refiero a que es el sanador quien tiene que hacer algo.

 

El sanador es sólo un vehículo. Dios es el sanador.

 

El sanador está conectado con el todo, por eso puede convertirse en un vehículo.

 

El sanador toca el cuerpo de una persona enferma y se convierte en un enlace entre el paciente y la fuente.

 

Si el sanador es una persona de conocimiento, que entiende el proceso, no sólo puede ayudar al paciente a sanar, sino que además puede ayudarle a conectarse con la fuente de donde procede la sanación.

 

Por: OSHO

Biodescodificacion

Cortesía: Jennifer Prato

 

Visto en: http://conociendotualma.blogspot.com/

A donde irías sin tus sueños

 

Los sueños son una guía para orientarse, para saber por dónde ir y para tener una motivación de vivir.

 

¿Imaginas tu vida sin que nada te motivara, sin que tuvieras ilusiones, esperanzas, ciertas visualizaciones para ti y para los tuyos? Sería una vida extraña, plana, aburrida y desganada.

 

Sin un norte hacia donde desear ir, no sabríamos dirigirnos, no podríamos elegir, no sabríamos si algo es agradable o desagradable. Cualquier cosa daría lo mismo. Todo seria neutro y podríamos encontrarnos continuamente en varias encrucijadas de toma de decisiones sin saber cual tomar.

 

 

¿Por qué Buda dijo que los deseos son nuestro mayor problema?

Los deseos tienen la particularidad de guiarnos y motivarnos a vivir, pero cuando un deseo se convierte en una obsesión y una orden para el universo, ese regocijo puede transformarse en una gran pesadilla.

 

Si bien es cierto que es necesario tener preferencias, estas no son reglamentos que podamos imponer a la vida y que ella tuviera que otorgarnos por obligación y de inmediato sin que estemos preparados para recibir. Los deseos son los impulsos que nos muestran el camino por donde dirigirnos, pero al mismo tiempo se transforman en el maestro que nos ayuda a descubrir la fórmula secreta para llegar a ellos.

 

Los deseos solo te muestran lo que hay al final de la ruta que tú tienes que transitar y descubrir por tus propios medios . Nadie puede transitarla por ti. Puedes tener referentes, algunas personas pueden inspirarte y servir de faro, pero nadie puede dar los pasos que tienes que dar por ti.

 

Al parecer, a la vida le interesa mucho que aprendas el camino, más que el resultado mismo. Ella sabe que si alguien te diera lo que buscas, no habrás aprendido nada, no te habrás dado cuenta de que puedes conseguir todo por medio de tu propia energía, por tu propio valor y por tus propias capacidades.

 

La vida tiene todo lo que necesitamos y la aventura consiste en alinearse para obtener ese flujo de bien que llega a nosotros por derecho divino. La vida no puede negarnos lo que necesitamos, pero nosotros podemos negarnos a recibir ese bien.

 

Cuando por un lado, rechazamos nuestros sueños y por otro lado estamos diciéndole a la vida que es injusta con nosotros, estamos haciendo un corto circuito. La maestría se alcanza cuando nos damos cuenta de esta contradicción que reina al interior de cada uno y como consecuencia, dejar de oponer resistencia a nuestro bien.

 

Tu sueños te dicen lo que puedes perseguir, la vida lo tiene para ti y tu ¿Qué haces con eso? ¿Lo recibes o lo rechazas?

A la vida le interesa mucho que cumplas tus sueños, pero no es por el objetivo de la meta, sino por tu aprendizaje para llegar allí. Si hace tiempo que estas persiguiendo un sueño que aun no has podido cumplir, tienes que “hacer algo” que no estás haciendo y “dejar de hacer” otra cosa que estás haciendo y que no te está funcionando.

 

¿Cuáles son esas cosas? Esa es la fórmula que tienes que descubrir. Cuando lo consigas conscientemente, sabrás como conseguir cualquier otra meta. La ruta es una sola y está diseñada por ley. Si la descubres, el camino se abre y florece para ti en cualquier aspecto de tu vida.

 

 

Patricia González

Fuente: angelesamor.org

Tomado de: http://www.periodicodecrecimientopersonal.com/a-donde-irias-sin-tus-suenos/

Visto en:  http://conociendotualma.blogspot.com

El Espejo de las Relaciones

37715c1e32057e19608c4cc0d981efe9

¿Por qué nos atraen ciertas personas y sentimos rechazo hacia otras?

Tú y yo somos lo mismo. Todo es lo mismo. Todos somos espejos de los otros y debemos aprender a vernos en el reflejo de las personas.

 

A esto se llama espejo de las relaciones.

 

A través del espejo de una relación, descubro mi yo

 

Por esta razón, el desarrollo de las relaciones es una de las actividades más importante.

 

Las relaciones son una herramienta para la evolución espiritual cuya meta última es la unidad en la conciencia.

 

Todos somos parte de la misma conciencia universal, pero los verdaderos avances tienen lugar cuando empezamos a reconocer esa conexión en nuestra vida cotidiana.

 

Las relaciones son una de las maneras más efectivas para alcanzar la unidad en la conciencia, porque siempre estamos envueltos en relaciones.

 

Piensa en la red de relaciones que mantienes: padres, hijos, amigos, compañeros de trabajo, relaciones amorosas.

 

A través del espejo de las relaciones, de cada una de ellas, descubrimos estados prolongados de conciencia.

 

Tanto aquellos a quienes amamos como aquellos por quienes sentimos rechazo, son espejos de nosotros.

 

¿Hacia quiénes nos sentimos atraídos?

Hacia las personas que tienen características similares a las nuestras, pero eso no es todo. Queremos estar en su compañía porque subconscientemente sentimos que al hacerlo, nosotros podemos manifestar más de esas características.

 

Del mismo modo, sentimos rechazo hacia las personas que nos reflejan las características que negamos en nosotros.

 

Si sientes una fuerte reacción negativa hacia alguien, puedes estar seguro de que tú y esa persona tienen características en común, características que no estás dispuestos a aceptar. Si las aceptaras, no te molestarían.

 

Cuando reconocemos que podemos vernos en los demás, cada relación se convierte en una herramienta para la evolución de nuestra conciencia.

 

Gracias a esta evolución experimentamos estados extendidos de conciencia.

 

La próxima vez que te sientas atraído por alguien, pregúntate qué te atrajo. ¿Su belleza, gracia, elegancia, autoridad, poder o inteligencia?

 

Cualquier cosa que haya sido, sé consciente de que esa característica también florece en ti.

 

Si prestas atención a esos sentimientos podrás iniciar el proceso de convertirte en ti más plenamente.

 

Lo mismo se aplica a las personas hacia las que sientes rechazo. Al adoptar más plenamente tu verdadero yo, debes comprender y aceptar tus características menos atractivas.

 

La naturaleza esencial del Universo es la coexistencia de valores opuestos.

 

No puedes ser valeroso si no tienes a un cobarde en tu interior; no puedes ser generoso si no tienes una parte de ego.

 

Gastamos gran parte de nuestras vidas negando este lado oscuro y terminamos proyectando esas características en quienes nos rodean.

 

¿Has conocido personas que atraigan sistemáticamente a su vida a los sujetos equivocados?

No es que atraigan esa oscuridad; es que no están dispuestas a aprobarlas en sus propias vidas.

 

Un encuentro con una persona que no te agrada es una oportunidad para aceptar la paradoja de la coexistencia de los opuestos; de descubrir una nueva faceta de ti.

 

Es otro paso a favor del desarrollo de tu ser espiritual.

 

Cuando estamos dispuestos a aceptar los lados luminoso y oscuro de nuestro ser, podemos empezar a curarnos y a sanar nuestras relaciones.

 

Todos somos multidimensionales. Todo lo que existe en algún lugar del mundo también existe en nosotros.

 

Cuando aceptamos esos distintos aspectos de nuestro ser, reconocemos nuestra conexión con la conciencia universal y expandimos nuestra conciencia personal.

 

Una vez que puedas verte en los demás, será mucho más fácil establecer contacto con ellos y, a través de esa conexión, descubrir la conciencia de la unidad.

 

Éste es el poder del espejo de las relaciones.

 

Por: Deepak Chopra

Fuente: http://semillassolares.blogspot.com.es/

Tomado de: http://www.periodicodecrecimientopersonal.com/el-espejo-de-las-relaciones-deepak-chopra/

 

Visto en: http://conociendotualma.blogspot.com

La No Pertenencia

El aspecto más importante a tomar en cuenta acerca de pertenecer o no,  es que desde el mismo instante en que sentimos que algo o alguien nos pertenece, comenzamos a sufrir por el temor de perderlo y ese temor termina alejando aquello que tanto amamos… Dejar en Libertad aquello que amas es la forma de permanecer… dejar ir, no aferrarte, soltar con Amor y desde el Amor… Luego observa a aquel que amas con Amor, con infinita ternura obsérvalo ir y venir respetando sus elecciones… Simplemente observa… Obsérvate tú también, que la Libertad provenga de tu alma, de todo tu ser… La libertad es libre, libre del dolor, libre del temor, libre del sufrimiento.

10806480_700750590032172_6307568474396436494_n.jpg

Reprogramar tu vida

beauty_favorito_julio_p.jpg

 

Reprogramar tu vida puede llevarte toda una vida, aunque estar dispuesto/a a transformar lo que te impide ser tu mismo/a es lo que marca tu camino.

 

Transformarnos es en realidad acercarnos cada día más a lo esencial que hay en nosotros/as, y no se trata solo de hacerse consciente de todo lo que creamos desde el inconsciente. No basta con comprenderlo a nivel mental. Tenemos también que atender a nuestros centros emocional, sexual o visceral/creativo y la a parte energética, sin olvidarnos además de nuestro cuerpo.

 

Hay gente con la edad emocional de un niño herido, con la edad sexual de un adolescente sin norte, con el cuerpo plagado de somatizaciones. La memoria celular se desprograma de muchas formas, pero el arte es la herramienta que permite ver lo que se esconde tras los velos inconscientes, además de traspasar bloqueos y proyectar de una forma nueva.

 

Si no vas a lo emocional, si no atiendes lo visceral, si olvidas lo corporal… te dejas gran parte de tu vida encerrada en una caja negra que seguirá afectando a lo que vivas.

 

Reprogramar tu vida es elegir ser quien eres dentro de este juego mágico que respiras cada día, un juego ilusorio que puede interpretarse como lo harías con cualquier sueño, porque tu vida es solo eso, tu propio sueño.

 

Por: Victor Brossa

Fuente: http://www.luzarcoiris.com/

Tomado de: http://www.periodicodecrecimientopersonal.com/reprogramar-tu-vida/