Oración para tu Ángel de la Guarda en momentos difíciles

21b3e7d8b5d0cdfdcd500fdeb18265a7

 

Glorioso Ángel de la Guarda, mi bello ser Celestial, espíritu puro y bienaventurado que con tu luz divina y tu constante presencia iluminas los senderos que he de atravesar, te suplico apartes de mí toda tentación y peligro, y en los pasos angostos, retorcidos y tortuosos, mantén firme mi esperanza, mantén siempre mi fe, rodéame con tus alas para que no sufra en las adversidades, trae salud, amor y prosperidad a mi vida y a mi hogar.

 

Quédate junto a mí en la noche para que no tema a la oscuridad, no me pierdas de vista durante el día para que mi vida sea más fácil, más segura, mas triunfal, pues con tu protección mi confianza se agranda y siento en mi corazón la Presencia de Dios.

 

Sé que con tu amparo angelical nada malo me puede pasar, Nada turba mi sueño, nada altera mi paz y mis horas están llenas de armonía y bienestar, por ello hoy quiero solicitar una vez más tu ayuda, tu que ves mis aflicciones y te compadeces de ellas, aleja de mí el dolor, la pena, la angustia, rodea mi persona y dame la tranquilidad que ansío, aleja de mí el peligro, el mal y la desgracia, los males pasados, presentes y futuros, y por el amor que en toda ocasión me das, consigue que en los Cielos se escuche mi voz.

 

Mi amado Ángel Custodio, por el poder que Dios te ha conferido te ruego me auxilies en estos momentos tan difíciles, ruega por mis graves problemas ante el Altísimo y ayúdame a conseguir esto que tanto necesito:

(pedir ahora el favor que se quiere alcanzar).

 

Mi bello Ángel que tanto velas por mí, gracias por tu perseverancia en asistirme, gracias por cuidarme y protegerme y por alejar todo lo malo y traer esperanza a mi vida, tú que tan cerca estás del Padre cuéntale con presteza mis agobios e intranquilidades, y haz que con su bondad y misericordia me conceda lo que con toda humildad pido.

 

Gracias porque sé que me has escuchado y que lo que he pedido ya ha sido concedido.

 

Espero que esta oración les ayude en momentos difíciles…Hazla con mucha fe..

Fuente:  https://www.infomistico.com

 

Anuncios

Los Ángeles del Agua

11219723_947798108596719_5725177014837671896_n.jpg

 

Es increíble la forma como nos formamos hábitos y rutinas que repetimos todos los días de una manera mecánica  sin ser conscientes de lo que estamos haciendo.  Por ejemplo, cuando pregunto qué haces todas la mañanas cuando se despiertan? Normalmente responden, que rezan se levantan hacen el desayuno etc., y les digo, rezan en la cama? Si, y es ahí donde empezamos mal.

 

Quisiera darles algunos consejos de la forma correcta de despertar y empezar el día. Una de las primeras tareas cuando estás en el sendero espiritual es la de  purificarte mediante el agua.  Se dice en la cábala que cuando el hombre duerme  se pegan espíritus impuros a nuestro cuerpo y cuando despertamos mantenemos esas energías en nuestras manos y cara, de ahí la importancia de que laves tus manos y rostro antes de cualquier cosa que quieras empezar a hacer, es más de ningún modo toques con las manos tus ojos. No  hay que levantarse abruptamente, más bien despertamos con calma y tratamos de retener los recuerdos de lo que hemos soñado, saludas el nuevo día con amor en tu corazón y prendes la luz si aun es de noche.

 

¿Has sido consciente de cómo te estás duchando?  Cuando uno se baña rápidamente ¿te das cuenta que se queda como desmagnetizado? Bueno de ahora en adelante lo más importante es que tengas tu consciencia en ese baño, ya que es un acto  sagrado como el  comer. Siente como te refresca al contacto con tu piel, esta sensación de frescura aclarara tus pensamientos y entonces vendrán a ti ideas nuevas.  Luego le  hablas con respeto y gratitud al agua “Saludo y bendigo a los ángeles del agua, a las Ondinas, y en nombre del amor y sabiduría de Dios, que de la misma forma que limpio y lavo mi cuerpo físico, se lave y limpie  mi cuerpo mental y eterico. Que todas las impurezas y pensamientos-sentimientos negativos salgan de mí ahora! Amén. Y vas a ver cómo te sentirás más liviano y si estabas angustiado, inquieto o atormentado te sentirás tranquilo y en armonía.

 

El agua es un receptor y transmisor cuando tomas conciencia de esto puedes trabajar con ella, por ejemplo lava tus manos con frecuencia durante el día, así puedes colocar tus manos sobre algún vaso de agua y calificarla con lo que necesites, si tienes un dolor un malestar o rabia, sencillamente le hablas con amor y le pides que te limpie de lo que este sucediendo y vas tomando sorbo a sorbo. Por lo tanto no tomes agua que haya quedado expuesta a los rayos de la luna, ni que este estancada, pues se ha cargado de las energías que rondan en la noche.

 

Los Ángeles están por todas partes y las ondinas son los elementales del agua.

 

El agua en nosotros representa nuestras emociones, así que busca tu manantial interno y deja que fluya tranquila y armónicamente, escucha el agua como corre llevándose en su travesía todo lo que ya no te sirve para tu crecimiento espiritual. Ahí están tus Ángeles, ayudándote y guardándote en todo momento!

 

Sandra Castellanos

 

Visto en: https://compartiendoluzconsol.wordpress.com

Invocación de los Arcángeles Miguel, Gabriel, Rafael, Uriel

4-arcangeles.jpg

 

Con el siguiente ritual podemos invocar a los Arcángeles Miguel, Gabriel, Rafael y Uriel. Lo podemos usar para adquirir conocimiento y protección para nosotros mismos, para personas conocidas y para toda  la humanidad.

 

Podemos hacerlo de pie, pero tu puedes sentarte en una silla con respaldo derecho, si así lo prefieres. Mira hacia el Este, cierra los ojos y toma de 3 a 5 respiraciones profundas. Visualízate rodeado de una luz blanca pura de protección.

 

 

Invocar al Arcángel Miguel

Cuando te sientas listo, invoca al Arcángel Miguel, el Arcángel del Sur; él se ubicará a tu derecha. Haz esto diciendo las siguientes palabras en voz alta:

 

“Ahora invoco al fuerte y poderoso Arcángel Miguel para que se pare a mi derecha. Por favor, dame la fuerza, valor, integridad y protección que necesito para cumplir con mi propósito en esta encarnación.  Usa tu espada para cortar la negatividad, las dudas y todo lo que no es de la Luz. Rodéame con tu protección, para trabajar siempre en el lado del bien. Gracias”.

 

 

 Invocando al Arcángel Uriel

Haz una pausa de medio minuto.  Siente la presencia del Arcángel Miguel a tu lado, y está atento a las percepciones o palabras que él brinde.  Cuando te sientas listo, invoca al Arcángel Uriel para que se ubique a tu izquierda.  Pronuncie las siguientes palabras:

 

“Ahora invoco al fuerte y poderoso Arcángel Uriel para que se pare a mi izquierda.  Por favor, libera todas mis tensiones, preocupaciones e inseguridades. Dame tranquilidad y serenidad de espíritu.  Ayúdame a servirle a otros, y a dar y recibir de forma abundante. Gracias”.

 

Haz una pausa de medio minuto, y mira si Uriel tiene un mensaje para ti. Sentirás a ese Arcángel postrado a tu izquierda. Reconoce sonriente su presencia, permanece atento a la sabiduría o consejos que él podría brindar. Cuando te sientas listo, invoca a Rafael para que se ubique frente a ti.

 

 

Arcángel Rafael

“Ahora invoco al fuerte y poderoso Arcángel Rafael para que se pare en frente de mi.  Por favor, lléname de integridad y buena salud.  Ayúdame a sanar las heridas del pasado; cura y restaura cada aspecto de mi ser. Gracias”.

 

Haz una pausa silenciosa, y mira si Rafael tiene un mensaje para ti.  Es probable que sienta la integridad y unidad que él trae a tu ser, incluso si no recibes un mensaje específico.  Cuando te sientas listo, pídele a Gabriel que se ubique detrás de ti.

 

 

Llamando al Arcángel Gabriel

“Ahora invoco al fuerte y poderoso Arcángel Gabriel, para que se pare detrás de mí.  Por favor dame dirección y discernimiento para caminar siempre en la Luz.  Remueve  todos mis temores y dudas, y purifica mi cuerpo, mente y espíritu. Gracias”.

 

Haz otra pausa y mira si Gabriel tiene un mensaje para ti.  Una vez que hayas hecho esto, experimenta las diferentes energías de los 4 Arcángeles alrededor de ti.  Aunque te brindan energías totalmente diferentes, cada uno en un aspecto de la conciencia divina.  Naturalmente, como seres humanos, tenemos la tendencia a visualizar los Arcángeles como entidades muy poderosas, es posible que enormes, pero semejantes a nosotros, cubiertos con togas maravillosas, rodeándonos y protegiéndonos. No hay diferencia en la forma como percibamos a los Arcángeles, lo importante al desarrollar este ritual es recordar que estamos experimentando la divinidad.

 

Disfruta de los sentimientos de paz, felicidad, seguridad. Cuando te sientas listo, pídeles a los arcángeles ayuda, dirección, y protección para ti, tu familia, amigos, tu ciudad, país y el mundo entero.  Experimentarás su respuesta de diferentes maneras. Tal vez sientas que una especie de corriente eléctrica pasa a través de tu cuerpo, o podrías observar un cambio en la temperatura del salón donde te encuentras. Es probable que tengas la sensación de saber que todo lo que has pedido, será concedido.

 

Disfruta de la tranquilidad y seguridad de la compañía de los Arcángeles todo el tiempo que quieras. Cuando te sientas listo, regresa a tu mundo cotidiano, agradeciéndole a cada uno de los Arcángeles, empezando con Gabriel y siguiendo con Uriel, Miguel y Rafael.  Sentirás cómo cada uno se marcha.  Cuando te sientas listo, toma unas respiraciones profundas, y cuenta de 1 a 5.  Abre los ojos y continúa con tu día. Te sentirás vigorizado y lleno de energía después de este ritual.

 

Tuve la experiencia de haber desarrollado este ritual todos los días durante varias semanas, en un período de mi vida muy difícil y obtuve resultados poderosos y una protección inmensa. Sin embargo, tu puedes hacer este ritual con frecuencia, pero úsalo para peticiones importantes, no superficiales, piénsalo con calma  con antelación, y usa con sabiduría tu tiempo con los Arcángeles.

 

Que los Arcángeles Miguel, Gabriel, Rafael y Uriel te bendigan, te protejan y te libren de todo peligro!.

 

Fuente:

http://hermandadblanca.org/invocacion-de-los-arcangeles-miguel-gabriel-rafael-uriel/

 

Meditación con el Arcángel Uriel y el Chakra Muladhara (PRIMER CHACRA)

Arcángel-Uriel-9.jpg

 

PRIMER CHACRA

Muladhara significa “fundación”. Conocido como el chacra raíz. Ubicado en el plexo pélvico, entre el ano y los genitales, su nombre alude al nacimiento en un triple sentido: nacimiento físico, manifestación de la conciencia única en forma humana (conciencia de la divinidad del hombre) y morada de kundalini, la “serpiente” en reposo en la base de la columna que es la fuerza de la energía

.

 

Meditación

Coloca tus pies en el piso y respira 3 veces, visualiza que una llama anaranjada o roja penetra tu chacra y te lo desbloquea, luego colocas tus manos en el chacra que está ubicado en el hueso pubis y lo bendices agradeciéndole la estabilidad que te otorga el Arcángel Uriel. Luego Agradeces.

 

Comienza por visualizar el primer chacra en la raíz de tu cuerpo.

 

Observa la luz roja del rayo o llama del arcángel Uriel brillando en la raíz de tu cuerpo.

 

Siente la conexión con la tierra.

 

Hazte consiente de tu ser físico y siente la presencia del arcángel Uriel como una fuerza que te libera y te asienta en la realidad material.

 

Respira y recibe su luz roja.

 

 

Meditación con el Arcángel Rafael y el chakra Anahata (CUARTO CHACRA)

RafaelArcangel2

 

CUARTO CHACRA

El cuarto chakra es el “chakra del corazón”, el cual nos guía por la vida y nos ayuda a abrir nuestros corazones para que seamos más receptivos al amor. Visualizar objetos de color verde brillante, tales como las limas, las hojas o las esmeraldas, nos puede ayudar a conectarnos con las energías que provienen de ese ángel.

 

 

Meditación

Comienza por visualizar el cuarto chakra en el centro de tu corazón espiritual.

 

Observa la luz verde del rayo del arcángel Rafael brillando en tu chakra del corazón.

 

Siente la luz del amor en tu ser.

 

Llénate de compasión por todos los seres y por ti.

 

Siente que el perdón está siempre presente en tu alma.

 

Reconoce tu gran corazón y la belleza de tu alma.

 

Siente que das y recibes sin negarte tu propio bienestar.

 

Respira sonriente a la vez que sientes al arcángel Rafael con su rayo verde de sanación y pureza de alma brillando en ti.

Meditación con el Arcángel Gabriel y el Chakra Svadhistana (SEGUNDO CHACRA)

gabriel-portada1.jpg

 

SEGUNDO CHACRA

Su nombre significa “el lugar donde mora el ser”, y está ubicado en el plexo hipogástrico, en la zona genital. La procreación, la familia y la fantasía tienen sus motivaciones en este chakra, donde también comienza la inspiración de crear.

 

La conducta típica del segundo chakra es la de un preadolescente: imaginación, socialización, deseo de sensaciones físicas y fantasías mentales. Entra en acción la sensualidad mientras la persona evoluciona hacia una nueva conciencia del cuerpo físico.

 

 

Meditación

Comienza por visualizar el segundo chakra en el centro de tu abdomen al nivel del hueso sacro.

 

Observa la luz naranja del rayo del arcángel Gabriel brillando.

 

Siente el placer de tu cuerpo pleno.

 

Acepta las emociones y permítete sentir el deseo de tu cuerpo.

 

Siente la alegría de reconocer su poder.

 

Encuentra en tu corazón el cariño y la ternura.

 

Siente la presencia del arcángel Gabriel infundiendo en ti la luz naranja de su rayo y con ella la validez y aceptación de todos tus sentimientos, buenos y malos.

 

Da la bienvenida a la creatividad en tu vida.

 

Siente las manos sanadoras del arcángel Gabriel impartiendo su luz naranja en tu espalda y abdomen.

 

Perdona a tu cuerpo y acepta su entereza.

 

Siente el deleite de tus momentos de éxtasis.

 

Respira sonriente a la vez que sientes la luz del arcángel Gabriel en tu chakra svadhistana.

Meditación con el Arcángel Chamuel y el chakra Anahata (CUARTO CHACRA)

Archangel-Chamuel

 

CUARTO CHACRA

Su nombre significa “el no golpeado” y está ubicado a la altura del corazón, en el plexo cardíaco. El aspecto clave de este chakra es lograr el equilibrio entre los tres chakras que hay por arriba y los tres que hay por debajo.

 

 

Meditación

Nos sentamos en lugar tranquilo, y comenzamos a relajarnos realizando respiraciones profundas y pausadas. Llevamos nuestras manos al chakra del corazón e invocamos al Arcángel Chamuel y a sus huestes angelicales del rayo Rosa.

 

AMADO CHAMUEL, te amo, te bendigo y te doy gracias por tu bendita asistencia a mí y a toda la humanidad. Enciende y flamea tu rosada Llama de la Adoración a través de todas las células de mi cuerpo y haz que se expanda la perfección hasta que llene todo mi ser y mi mundo. Enciende tu Llama Rosa de la Adoración a través de mis finanzas y mi provisión de dinero y que se expanda hasta lograrme liberación financiera. Enciende tu Llama de la Adoración a través de mis sentimientos para que se expanda Amor Divino en mi hasta que se haga contagioso a toda la vida que yo contacte. Mantenme sellado en un pilar de Llama Rosa de Amor, Adoración, Confort y Perfección.

 

Visualizamos una llama rosa brillante que penetra a través de nuestro corazón e invade completamente todos nuestros cuerpos, físico, mental, emocional y espiritual. Siente como esta llama limpia y libera toda oscuridad transformándola en Luz, respira profundamente y siente como al exhalar sueltas todo aquello que perturba tu Paz interior, el Arcángel Chamuel y sus Ángeles te sanan con su amor incondicional. Siente como las bendiciones y radiaciones del Rayo Rosa comienzan a transformarte a través del Amor Divino, pide a Chamuel que te permita de convertirte en un Cristo en Actividad para poder prestar ayuda en el mundo de las formas, para que puedas ser un canal y centro de irradiación de Puro Amor Divino, para la evolución de la humanidad y del planeta.

 

Permanecemos en ese estado de Paz y Equilibrio todo el tiempo que necesitamos y después de haber agradecido con el corazón al Arcángel Chamuel y a los Ángeles del Rayo Rosa por su amorosa asistencia, regresamos lentamente y damos por finalizada la meditación.

 

“Yo soy pidiendo la llama rosa del Arcángel Chamuel, para que llene de amor divino los corazones de todos nuestros hermanos. Yo soy pidiendo todos los rayos y llamas divinas que cubran por completo todo nuestro bendito planeta. Gracias Padre porque sabemos que nos has escuchado. Que así sea”