Arcángel Zadquiel: Desarrollo Espiritual‏

af496-zadkiel

El Arcángel Zadquiel, cuyo nombre significa “justicia de Dios”, es el ángel de la misericordia. Este ángel, que también es conocido como “el santo”, imparte confianza en la benevolencia de Dios y aporta confort cada vez que lo necesitamos. Fue el ángel que le impidió a Abraham sacrificar a su hijo Isaac, en el monte Moriah. Zadquiel es uno de los siete grandes arcángeles que se sitúan ante el trono de Dios. Gobierna sobre el chakra corona, que se corresponde con el rayo violeta. Su llama violeta se concentra en la transformación personal, en el crecimiento espiritual y en la alquimia cósmica.

 

El aparece como una especie de guardián del karma, debido esto a que se cree que él custodia los archivos de las vidas pasadas de la gente y los archivos del karma tanto de cada individuo como de cada grupo humano; pero, a la par de esta labor de registro kármico, él intentaría disolver las cargas kármicas de la gente a través de una influencia espiritual dirigida a la liberación del perdón.

 

La función de más relevancia del Arcángel Zadquiel es la de dirigir a los Ángeles Violetas y a los Ángeles Ceremoniales; y, principalmente, ejercer una labor de transmutación energética a través de la propagación y ministración de la Llama Violeta.

 

En cuanto a sus virtudes o cualidades, estas son: libertad, compasión, misericordia, piedad, bondad, transmutación, transformación.

 

Los dones espirituales que nos puede otorgar son estos: liberación espiritual, capacidad de perdonar, compasión y misericordia, saneamiento de experiencias y recuerdos dolorosos, disolución de energías negativas que se han anclado en nosotros, transmutación y consecuente evolución espiritual, alegría, tolerancia y eliminación del pesimismo y el sentimiento de derrota, impotencia y desesperanza.

 

Es a él a quien debemos acudir cuando no podemos encontrar esa libertad interior que día a día nos arrebata el vacío inherente al condicionante orden del mundo, o bien cuando somos nosotros mismos los que, guardando rencores y odios, nos oponemos al despertar de nuestra libertad interior. Así mismo, podemos orarle si deseamos librarnos del negativismo o acelerar nuestra evolución espiritual.

 

Se invoca cuando se necesita:

– Perdón y misericordia

– Paz en el corazón

– Cambios en el modo de ser

– Orientación para lograr evolucionar el espíritu

 

En el sistema cabalístico, Zadquiel gobierna sobre la sefirah de Hesed, que representa la misericordia.

 

Invoca al Arcángel Zadquiel

Cuando necesites liberar tu pensamiento crítico o buscar la transformación espiritual. Invócalo si tu pasado te impide manifestar tus sueños.

 

Asociaciones Físicas

Zadquiel ayuda en el correcto funcionamiento del sistema inmunológico y ayuda en el proceso de curación; reduce la inflamación, las contusiones y la tensión ocular.

 

Asociaciones emocionales y mentales

Zadquiel calma y elimina la turbulencia emocional, mejora las adicciones y los rasgos adictivos de la personalidad.

 

Asociaciones Espirituales

Zadquiel aumenta la inspiración, la imaginación, la intuición y las habilidades psíquicas, haciendo que resulte más fácil ver visiones; fomenta la dedicación espiritual y evoca sueños significativos; ayuda a la meditación y a la regresión a vidas pasadas; te ayuda a desarrollar el chakra corona y a tener acceso a la mente superior; y proporciona protección psíquica; la llama violeta de Zadquiel purifica todo lo que toca, convirtiéndolo en un potente sanador de la mente y el cuerpo.

 

Ritual

Colócate frente a tu altar (o en un lugar que te resulte cómodo y agradable donde no seas molestado), y concéntrate en tu respiración. Enciende una vela violeta y visualiza un vórtice de luz violeta que desciende a tu alrededor y forma una llama violeta. Siente cómo la luz purifica tu cuerpo, tu mente y tu espíritu. Usa la siguiente afirmación:

 

Arcángel Zadquiel dirige la llama violeta de la libertad hacia todas las zonas de mi cuerpo, de mis chakras y de mi aura, hasta que quede purificado de toda negatividad.

 

 

ORACIÓN AL ARCÁNGEL ZADQUIEL

Invoco tu presencia, arcángel Zadkiel, escucha mi voz e intercede por mi ante el Creador, cuando este por desfallecer, y tenga una  pena no se aparta de mí. Yo confieso haber cometido errores, algunos con inocencia y otros con alevosía, mas hoy confieso querer comenzar un camino distinto. Te invoco para que me ayudes a liberarme de la energía negativa que guardo en mi corazón, libérame del rencor y del dolor. Ayúdame a perdonar y a olvidar las ofensas y la humillación. Arcángel Zadquiel, purifica mi corazón y llena mi alma de amor divino. Gracias Amado Ángel por ayudarme a perdonar y volver a empezar. Amén

 

Fuente: La Práctica de los Ángeles. Hazel Raven

Visto en:

https://compartiendoluzconsol.wordpress.com

https://wiccareencarnada.net

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s