Mensaje del Maestro Ritzua: “Enciendan la antorcha del optimismo y de la felicidad”. Por Fernanda Abundes

hermandadblanca_org_maestro-ritzua-564x620.png

 

Agradecido del llamado y feliz de estar aquí…

 

Hay una oportunidad en la distancia y esa distancia es tan cercana que resulta entonces, de la idea nueva que puedan concebir. ¿Qué ocurre cuando llega el fracaso a la mente y considera que no hay una opción más que volver a reestructurar todo?. No hay fracaso para aquel que intenta en la vertiente en donde sabe que todo aquello que merece la pena vivir,  también vale la pena de pronto, atravesar aquello que cuesta trabajo.

 

 

¿Y que cuesta trabajo para la mente humana? de pronto, cuando las cosas y las situaciones no son precisamente como los seres esperan respecto al tiempo, consideran que están perdiendo algo valioso, que es la oportunidad de verdaderamente cristalizar algo tangible; pero ¿qué es lo tangible para aquello que todo puede lograr? aquello que todo puede lograr, es aquel mismo ser que va a utilizar la misma energía de acción tanto para una situación en el seguimiento de las intenciones, como para todo aquello que considera que es más sencillo.

 

 

La Clasificación de las situaciones, de las circunstancias y de los seres, los hacen las propias mentes; es por eso que con sabiduría no hay una situación prácticamente sencilla o prácticamente imposible, todo es de la manera en que la sabiduría quiera planteárselo.

 

 

En la encrucijada y laberinto de las ideas de derrota, debe de entrar entonces, la antorcha del optimismo y de la felicidad. Cuando entra la antorcha del optimismo y de la felicidad es cuando saben ustedes que no precisamente tienen que tener todo definido en el presente, nadie necesita tener la respuesta precisa en el ahora, porque sabe que la vida es un constante aprendizaje, en donde en cada momento surgen distintas y diversas preguntas; pero que de igual manera la vida es tan sabia y también su conciencia, que dará las respuestas necesarias a todas aquellas preguntas que surjan en el aprendizaje.

 

 

La vida misma es un gran cuestionamiento en donde ustedes consideran de pronto: ¿qué hay que vivir y cómo vivirlo?.  El cómo vivirlo es sólo una situación de entrega, atreverse a vivir todo aquello que muchas veces temen practicar. No hay derrota para aquel que continúa, no hay situación posible o tangible cuando aquel que quiere lograr, ocupa la misma energía de acción; únicamente se deben de concretar en aquello que es verdaderamente posible y lo que es verdaderamente posible, es el triunfo.

 

 

Todas las situaciones utilizan la misma energía pero no todas las clasificaciones los desgastan de igual manera. Desgasta bastante pensar en el fracaso, desgasta bastante pensar en el posible error. Todo es una posibilidad en el instante en que lo piensan, entonces es mucho más factible considerar como hecho, aquello que verdaderamente desean.

 

 

Dentro de los deseos pueden mezclar e inmiscuir ciertas emociones que pueden hacerlos desviar la atención de lo verdadero; pero nunca lo verdadero va a aislarse del bienestar de los demás. En el concepto individual de aprendizaje siempre deben de tener en mente el equilibrio con los demás sabios que se encuentran a su alrededor, siempre luchando ellos también por el mismo objetivo que ustedes: el bienestar y la felicidad.

 

 

Cuando de pronto han llegado a la encrucijada en donde consideran que ya no hay nada más, enciendan la antorcha del optimismo y de la felicidad. Aquel que quiere estar como sabe que merece estar, de esa manera el camino abrirá. Es tan sencillo buscar la manera exacta únicamente pensando en lo que ustedes tienen que es: voluntad.

 

 

El sabio no necesita cuestionarse cuantas veces va a intentarlo porque sabe que segundo a segundo es un intento y no siempre fallido. El inteligente piensa entonces, cuales van a ser las vertientes de este aprendizaje para marcar la ruta concreta. No hay ruta concreta para una vida incierta; pero esa incertidumbre que de pronto se tiene es la magia de poder sorprender con los grandes aprendizajes.

 

 

Dense la oportunidad de vivir sin necesidad de tener todo definido. Las grandes hazañas no siempre fueron como las pensaron; pero siempre se dieron cuenta que escribían algo mejor y eso entonces es lo que ustedes pueden saber ahora.

 

 

Agradecido del llamado y feliz de estar aquí…

 

 

Mensaje canalizado por Fernanda Abundes (Puebla, México. Diciembre de 2016 (madreymaestro@hotmail.com)

 

Publicado por Geny Castell redactora de la gran familia de la hermandad blanca.org

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s