Sabbat de Yule

osodiosamadrealbanarthuan yule.jpg

Durante el Solsticio de Invierno, en torno al 21 de diciembre aproximadamente (en el Hemisferio Norte), tienen lugar la noche más larga y el día más corto del año. En este momento, el sol se encuentra a poco más de veintitrés grados sur, situado exactamente sobre el Trópico de Capricornio originando este cénit de las horas de oscuridad.

 

Entre los seguidores de la wicca esta festividad la conocemos como Yule, que significa “rueda”. Entre los pueblos celtas, tan ligados a los cambios y ritmos de la naturaleza, el Solsticio de Invierno celebraba el nuevo resurgir de la luz y el declive de la oscuridad, y la fiesta se prolongaba durante varios días.

 

En Yule tiene lugar el alumbramiento del nuevo Dios del Sol, fruto de la unión de la Diosa Doncella y su Consorte durante el pasado Beltane (1 de Mayo). El nuevo Dios crecerá y se hará fuerte, convirtiéndose entonces en Consorte de la Diosa para comenzar un nuevo ciclo. Este alumbramiento pone de manifiesto la perfección del Universo, el equilibrio existente entre luz y oscuridad, y es un símbolo de esperanza que nos ayuda a comprender que tras cada fin siempre hay un comienzo nuevo.

 

Durante el siglo IV, el Papa Julio I decidió superponer la celebración de la Navidad cristiana a los antiguos ritos del Solsticio para facilitar el tránsito de la Antigua Religión al cristianismo. Por este motivo la Navidad, antes sin fecha de celebración determinada, fue instaurada en el veinticinco de diciembre. Debido a ello, muchas de las tradiciones comunmente asociadas a la Navidad tienen sus raíces en los ritos de Yule, como por ejemplo decorar el árbol o intercambiar regalos.

 

Otra tradición es la del Tronco de Yule. Se trata de un tronco de árbol, habitualmente pino o roble, que se transporta hasta el hogar familiar para hacerlo arder durante las celebraciones del Solsticio. Se dice que las cenizas del Tronco de Yule protegen la casa del mal y proporcionan suerte y abundancia, pero para ello debe arder, al menos, durante doce horas ininterrumpidas; lo cual no es difícil, puesto que el tronco suele prepararse con ofrendas y libaciones de vino que hacen que su combustión sea más lenta.

 

El moderno Papá Noel, o Santa Claus, es también una figura tomada del paganismo, poseedor de características propias de Cronos, Thor, Odín, el Abuelo Hielo ruso…También la tradición de besarse bajo el muérdago tiene sus raíces en esta antigua celebración. Se consideraba el muérdago como la más mágica de todas las plantas y por ello se creía que proporcionaría felicidad a las parejas que se besasen bajo su influencia, puesto que, además, se lo tenía por afrodisíaco.

 

Los colores tradicionales de Yule son el plateado, el dorado, el blanco y, por supuesto, el rojo y el verde. Algunas otras tradiciones de estas fechas son, por ejemplo, fabricar guirnaldas con ramas de pino y colocarlas sobre las puertas, y colocar velas y luces para iluminar toda la casa. Pero no debemos olvidarnos de ofrecer a los demás algo a cambio de lo que la vida nos ha dado hasta ahora. Es buena idea, por ejemplo, donar ropa y comida a alguna institución benéfica; o también dejar algún alimento en el exterior para los animales.

 

yule02

 

SIMBOLISMO DE YULE:Renacimiento del Sol, La Noche más Larga del Año, Planear para el Futuro.

 

SIMBOLOS DE YULE: Abeto de Navidad, Acebo.

 

HIERBAS DE YULE: Laurel, Pino, Roble, Salvia.

 

COMIDAS DE YULE: Frutas, Nueces, Pavo, Té de jengibre.

 

INCIENSOS DE YULE: Pino, Cedro, Canela.

 

COLORES DE YULE: Rojo, Verde, Oro, Blanco, Plata, Amarillo, Anaranjado.

 

PIEDRAS DE YULE: Rubíes, Esmeraldas, Diamantes, Granates.

 

CLASES DE RITUALES DE YULE: Paz, Armonía, Amor, Felicidad.

 

DEIDADES DE YULE:

Diosas: Brighid, Isis, Demeter, Gaea, Diana, La Gran Madre.

Dioses: Apolo, Ra, Odin, Lugh, El Rey Roble, Dios con Cuernos, El Hombre Verde, El Niño Divino, Mabon.

 

Decoración del Altar: Ramas de pino o romero.

 

Para marcar el círculo se pueden usar hojas secas. El caldero debe estar sobre el altar (o delante de él si es muy grande) lleno de alcohol (que mas adelante encendermos. Si estamos al aire libre se puede hacer una fogata dentro del caldero).

 

Si no se puede encender el caldero durante el ritual, se puede utilizar una vela roja. Luego recitamos una invocación a los dioses y parados frente al caldero decimos:

 

No me lamento, aunque el mundo esta envuelto en sueño;

No me lamento, aunque el frío viento sopla;

No me lamento, aunque la nieve caiga fuerte y profunda;

No me lamento, También esto pasara pronto.

 

Encendemos el fuego en el caldero, o la vela roja dentro de él, y mientras las llamas se elevan, decimos:

 

Enciendo este fuego en tu honor, diosa madre,

Tu creaste la vida de la muerte, el calor y el frío.

El sol vive una vez mas, el salve, Madre de todos!

 

Ahora en sentido deosil (como las agujas del reloj) Caminando alrededor del altar y el caldero, mirando las llamas, decimos:

 

La rueda gira, el poder arde.

 

Debemos proyectar el sol en nuestros pensamientos, en las energías ocultas que yacen en el invierno, no solo en la tierra sino dentro de nosotros mismos.

 

Debemos pensar en el nacimiento no como el comienzo de una nueva vida, sino como la continuación de otra.

 

Debemos dar la bienvenida al dios en su retorno.

 

Luego nos detenemos delante del altar y del caldero en llamas y decimos:

 

Gran dios del sol,

Doy la bienvenida a tu retorno.

Que brilles intensamente sobre la diosa.

Que brilles intensamente sobre la tierra.

Desperdigando semillas y fertilizando los campos.

Bendito seas,

Renacido del sol.

 

En este momento se pueden hacer otros trabajos de magia que hayan preparado para la fecha.

 

ritual-del-solsticio-de-invierno

 

Deja que tu humilde morada se ilumine

con el brillo de las estrellas y la melancólica luz de la luna,

y que el gran sol derrame en ti sus esplendorosos rayos

cuando le temas a la permanencia de la oscuridad y del mal…

 

 

Let us the Infant greet,

In worship before Him fall,

And let us pay Him homage meet,

On this His Festival

 

Let us to the Infant sing,

And bring Him of gifts rich store,

Let us honour our Infant King,

With praise for evermore.

 

Let us to the Infant Kneel,

And love Him with faithful love,

And let our joyous anthems peal,

For Him who reigns above.

 

Glad hymns in the Infant’s laud,

Sing we to Him while we may,

In heaven where He is throned as God,

Our service He will pay.

 

Be we to the Infant true,

While we are dwelling on mould,

And He will give us our wages due,

A crown of purest gold.

 

 

Winter Solstice Chant

Geese and standing stones and mist,

Baying hounds and hooting owl,

Sparkling stars, snow is crisp

Herne is here. Bring forth the Bowl.

 

 

Fuente: http://wiccacelt.blogspot.com/2009/12/celebrar-yule.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s