Conociendo a los Maestros Ascendidos: Madre Mileila

mileila.jpg

La Maestra Ascendida Madre Mileila, es un maravilloso ser de luz que trabaja junto a su complemento el también ascendido Maestro Ritzua Rosenberg ayudando al despertar de la humanidad, recordándole al ser humano quién es y la capacidad infinita que posee, reconociendo que el camino a seguir es a través del amor y el respeto a su vida humana.

 

Comprendiendo que el respeto es con todas las realidades, observándose a uno mismo sin lastimarse, interactuando con todo lo que se tiene alrededor y considerando que todo es válido y posible para cada uno, así como reconociendo que todo ser tiene una conciencia y una memoria, eso es respeto y todo eso es parte de lo que se viene a enseñarnos o mejor dicho a recordarnos.

 

Ella nos inculca que aprendamos el respeto a uno mismo, esto significa que no debe uno compararse con nada ni con nadie, pues siempre encontraremos un punto en contra y eso siempre nos degrada como seres y si la Fuente nunca nos compara nosotros tampoco deberíamos hacerlo.

 

Otra lección pendiente es la de honrar los sueños, siendo el mayor obstáculo la mente, ya que ésta siempre considera que todo es imposible y eso nos impide alcanzar nuestros objetivos y anhelos y por consecuencia no evolucionamos.

 

Sus enseñanzas las encamina a hacer entender al ser humano que ha venido a este plano a vivir y a gozar de las maravillas que este planeta tridimensional ofrece y que es en el diario existir en donde se adquiere el aprendizaje y la evolución, enfrentándose a todas las emociones que lo hacen caer y levantarse y es precisamente ahí donde está la evolución del ser y no en evitar subsistir, sino experimentando, equivocándose, conociendo, escalando peldaño a peldaño el camino que engrandece al individuo.

 

Madre Mileila nos recuerda que la fuerza del pensamiento puede crear y puede destruir, ya que cada palabra que sale de nuestros labios o que se genera en nuestra mente concibe una realidad que afecta de manera no solo personal sino colectiva, instándonos a utilizar ineludiblemente el verbo y la razón constructivamente a favor de la humanidad, a favor de uno mismo, en beneficio del planeta y de todo ser que lo habita y comparte, alejándonos de la crítica, de la expansión continua de lo negativo porque no tenemos necesidad de ello y sí de utilizar esa misma fuerza, esa pasión y esa energía para hablar de todo lo infinitamente bello que nuestros ojos, oídos, pensamientos y cada sentido pueden percibir, disfrutando de cada momento de nuestra existencia, incluso de que en ésta debe haber luz y oscuridad en equilibrio y que nada es para siempre, como la magia de ver nacer un día y de experimentar el espacio sideral cada noche, agradeciendo que cada día se vive un panorama diferente en el firmamento personal y común, así pues, hay abundantes buenas cosas de las que hablar y categóricamente nos pide que utilicemos la voz provechosamente.

 

Es fundamental y tan poderosa esta enseñanza, ya que si el hombre comprendiera la trascendencia de sus propias palabras y pensamientos, este mundo sería un mejor lugar.

 

La Maestra Ascendida Madre Mileila se encarga también de trabajar en la sanación del ser, instruyéndolo en el reconocimiento de la sustancia divina implícita en él, que es pureza, perfección, luz y es tarea de cada hombre y mujer el esforzarse por hacer vibrar esa luz la cual se expande con el amor, amor a uno mismo, a los semejantes, a toda criatura viva y a la vida misma.

 

Nos dice que el amor es respetar y tolerar que cada ser humano tiene su propia verdad, ponderando el sentir de cada ser viviente que comparte el mismo espacio y tiempo, es también reconocer la belleza que en si misma muestra la naturaleza cada día.

 

Amar es vivir por y para aquello que otorga alegría y felicidad en equilibrio con cada ser que existe en este mundo.

 

Madre Mileila y su complemento divino Maestro Ritzua Rosenberg, al igual que otros seres ascendidos están trabajando por amor a la humanidad, expresando que conocen la naturaleza de cada ser la cual es esencialmente amor y luz en busca de su camino y están ahí para guiarnos y encaminarnos siempre que lo pidamos, puesto que el hombre tiene toda la libertad para hacer, para actuar y para pedir.

 

Invócala y Madre Mileila está ahí, quien feliz acude al encuentro y a cada maravilloso reencuentro.

 

Autora por: Geny Castell

 

Fuente:  http://hermandadblanca.org/quien-la-maestra-ascendida-madre-mileila/

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s