Conociendo a los Maestros Ascendidos: Pablo el Veneciano

pablo el veneciano.jpg

Pablo el Veneciano es el Chohan (Director) del Tercer Rayo, el rayo rosa, del Amor Divino, Compasión y Caridad. La Creatividad y la Belleza son otras cualidades importantes de este rayo que Él encarna.

 

Pablo enseña el camino del Amor Divino a través del Amor en acción, lo que significa pasar de la contemplación del Amor a esforzarse en amar con hechos y obras. Él ayuda a aclarar muchas cosas con respecto al Amor Divino; por ejemplo, la verdadera compasión eleva el alma de otro, mientras que la simpatía humana permite al alma revolcarse en sus problemas humanos sin progresar en el sendero espiritual. Él es el maestro más indicado para ayudarnos a preparar para recibir el don del Espíritu Santo de discernimiento de espíritus.

 

Pablo aplaude nuestra belleza innata como una magnífica creación de Dios, y defiende la búsqueda de nuestro Ser Superior. Para ayudar en este esfuerzo, Él enseña como definir nuestra Cristeidad por el perfeccionamiento de nuestra alma y el desarrollo de nuestras facultades creativas e intuitivas de nuestro corazón y chacra del corazón.

 

Durante su encarnación como el renombrado pintor italiano renacentista del siglo XVI, Pablo Veronés, experimentó hasta que perfeccionó una técnica, todavía sin superar, de preparación de pigmentos para preservar las pinturas; y los magníficos colores irradian de sus obras hasta hoy día. Pintó figuras bíblicas y santos de tal manera que la gente común pueda llegar a identificarse con ellos y llegar a una comprensión más profunda de la divinidad que reside dentro de la humanidad – un entendimiento vital para alcanzar la unión con el Ser Superior de cada uno.

 

Mientras el Maestro Ascendido trabaja con todas las almas en la maestría de las cualidades del rayo rosa, también trabaja con estudiantes del arte, la música, la arquitectura, y la ingeniería en la creación de belleza, simetría y diseño.

 

El retiro etérico de Pablo el Veneciano, llamado el Château de Liberté (Castillo de la Libertad), se encuentra sobre el río Ródano en el Sur de Francia.

 

En el Plano Etérico que es el más próximo al plano físico-terrestre y al sur de Francia, sobre las márgenes del Río Ródano, está el Chateau de La Liberté, el cual es actualmente el hogar del Maestro Pablo, el Veneciano que ocupa el cargo del Maha Chohán.

 

 

Retiro etérico de Pablo El Veneciano

Es uno de los más bellos retiros de los Maestros de Sabiduría, dedicado en espíritu y en servicio práctico al desarrollo del Plan Divino a través de los corazones, mentes, almas y espíritus de cada inteligencia perteneciente a las evoluciones en la Tierra y en su atmósfera.

 

El movimiento musical del agua elevándose desde las fuentes de mármol se mezcla con el canto de las aves. En estos jardines muchos discípulos se pasan en muchas bellas tardes musicales y, aunque pocos son privilegiados de asistir en sus cuerpos físicos, muchos escuchan la música celestial flotando sobre el suave dulce aire perfumado por las diversas flores, que lleva esos regalos de amor a la gente de Francia, Europa y luego toda la humanidad.

 

Los jardines que rodean al Chateau, están llenos con la fragancia de sus flores, la música de los pájaros y las canciones de la Hermandad y sus invitados. La tonalidad de la radiación es la de un delicado tono rosado.

 

El Amado Pablo es el anfitrión no sólo para los artistas consumados que efectúan su visita, sino también para el modesto aficionado. La única calificación que se requiere para recibir la asistencia de Pablo el Veneciano es el deseo sincero que tenga un individuo de servir a la vida con su bendición impersonal.

 

A través de las ventanas abiertas fluye la música de un cuarteto formado por el órgano, el chelo, el arpa y el piano, mezclándose con el canto de la naturaleza. Aquí viven los Guardianes de la Llama de la Libertad, la cual ha sido establecida y sostenida en este sitio desde antes del hundimiento de la Atlántida.

 

Entrando al vestíbulo, encontramos de frente una hermosa pintura, representando a la Santísima Trinidad : un ser magnífico representa el Padre, una encantadora paloma blanca con una envergadura de al menos nueve pies representando el Espíritu Santo, y un glorioso retrato del Maestro Jesús representando el Hijo. La radiación de esta pintura es tan tremenda que envuelve completamente el salón de ingreso y mantiene al visitante fascinado en su presencia. Esta pintura fue empezada por Pablo Veronese y fue completada por él después de su ascensión – por lo tanto, tiene la distinción única de llevar la acción vibratoria de ambos reinos de actividad en los cuales Él está tan vitalmente interesado.

 

Mientras el Amado Pablo nos escolta a través de su encantadora casa, gozamos viendo los invaluables tesoros de arte, las estatuas, los óleos y las diversas contribuciones que la humanidad ha hecho al reino de la belleza, que se han ganado el derecho a ser protegidas y sostenidas a lo largo de las centurias por los guardianes de los regalos del genio individual y colectivo de la humanidad.

 

Cuando uno esta presente en el Castillo de la Libertad uno comienza a ser consciente de un latir debajo de los pies, recordándonos un pulso fuerte, definido y vitalizante que es el ritmo de la Llama de la Libertad, la cual ha sido guardada, protegida y sostenida por muchos guardianes, desde que fue enfocada aquí por primera vez en esta ubicación por aquellos que dejaron la Atlántida, trayendo su esencia sagrada; ese amor a la libertad debe ser sostenido en los corazones de los hombres por generaciones aún no nacidas.

 

El foco de la Llama de la Libertad, establecido en este punto, explica el hecho de que Francia haya sido identificada con la libertad a través de las centurias y la Gran Hermandad Blanca esperaba, que a través de los ímpetus de esa Llama, los Estados Unidos de Europa pudieran ser exteriorizados a través de la corte de Francia, allá en el siglo XVII durante el reinado de Luis XIV y María Antonieta.

 

Francia fue la fuente de inspiración para darle a América el ideal de la Libertad, que esta representada en la Estatua de la Libertad esculpida por Bertoldi y que se yergue en la Bahía de Manhattan en el Puerto de New York como una expresión de su amor y amistad – en el sentido externo – y como un foco de la Llama de la Libertad desde el punto de vista interno.

 

Cuando aceptamos la radiación de la Llama de la Libertad, vemos a Pablo el Veneciano parado, encuadrado, en un jardín de rosas. Su hermosa presencia es tan conmovedora, que incluso las rosas que forman el fondo para su figura se ven opacas en comparación con su lumínica presencia.

 

El Tercer Rayo ha sido enviado dentro del universo por el Dios Padre-Madre y las inteligencias que habitan dentro de la Primera y Segunda Esferas de Luz. Todas las corrientes de vida que existen fueron originalmente creadas con una razón de ser específica, pero muchas han descartado voluntariamente servir ese propósito y actualmente no tienen siquiera conocimiento de cuál pueda ser la razón de su existir.

 

Pablo el Veneciano en el Chateau de Liberte, hace de anfitrión a los consagrados músicos, artistas, escultores, poetas, escritores y, generalmente, llenos de talentos, cargados de momentums y deseosos de servir a la humanidad. Pablo el Veneciano ha sacado esa gente de entre las masas y los ha señalado para recibir más asistencia de la ordinaria.

 

Los chelas conscientes son a veces privilegiados de ingresar al apartado retiro del Palacio de la Libertad y gozar la belleza de los jardines de rosas, las juguetonas fuentes, las magníficas esculturas y obras de arte, que han sido reunidos desde los cuatro rincones de la Tierra a lo largo de muchas edades. Estos pupilos de Pablo el Veneciano visitan el retiro en sus cuerpos internos, mientras sus vestiduras físicas duermen, y reciben de Él, el estímulo espiritual para continuar desarrollándose en Su línea particular de desenvolvimiento.

 

Recordemos que un foco de esa Llama de la Libertad vive en cada uno de nosotros, su diseño es triple, y se asemeja en cierta forma a la Flor de Lis. EL diseño de la Flor de Lis se le puede observar también en los tejidos de las alfombras, cortinados y muebles del Chateau.

 

El propósito de este Retiro Maestro Ascendido Pablo el Veneciano es establecer el Espíritu de Libertad en los corazones de la humanidad, para que el Ser Crístico de cada uno se manifieste. Puesto que el orden es la primera Ley del Cielo este Retiro, al igual que todos los otros, tiene una organización admirable, no sólo al tener en cuenta los diferentes grados de avance de sus chelas, sino al ocuparse de todos los requerimientos de la humanidad que necesitan la bendición y desenvolvimiento de la libertad. Existen varias libertades y que en el Palacio de la Libertad se expresan como departamentos donde estas se desarrollan, se explican, se sostienen y se proyectan hacia la tierra, como son: Libertad Espiritual, que es ser libre del contacto con pensamientos, sentimientos, acciones, personas, lugares y circunstancias negativas que no están de acuerdo con la Voluntad de Dios.

 

Libertad Personal, que es ser libre de la restricción externa como la discordia, la insensibilidad, la enfermedad y la carencia, la esclavitud, la servidumbre o el control de otro ser humano, como así también la libertad de opinión, conciencia y su expresión.

 

Libertad Civil, que protege los derechos de los ciudadanos y de cualquier nación para vivir en paz y prosperidad, teniendo el derecho de participar en el establecimiento y sostenimiento de sus propios gobiernos, como lo son los derechos humanos.

 

Libertad Artística. Que es libertad para desenvolver el genio, la creatividad para el desarrollo de todas las facultades artísticas latentes en toda su expresión.

 

Libertad de Cualidades Divinas, para el estímulo del ingenio y los inventos para el beneficio de la humanidad.

 

Departamento de Peticiones, en este departamento todas las peticiones, oraciones y decretos son amorosamente recibidos y cargados con el poder de la Llama de la Libertad y enviados a los diferentes departamentos, que a su vez contactan los Seres Crísticos de los distintos individuos, o a los Guardianes Silenciosos de las diferentes localidades para rendir el servicio requerido, según sea el caso.

 

Pablo el Veneciano nos implora que en la noche, contemplemos el poder de esa LLAMA DE LA LIBERTAD dentro de nosotros y que le permitamos mostrarles el grandioso poder de la atracción magnética que está dentro de Su corazón.

 

 

Ruth Hawkins: Llama Gemela de Pablo el Veneciano

 

La Diosa de la Belleza

La  llama gemela de Pablo El Veneciano es la maestra ascendida Ruth Hawkins. Nació el 18 de febrero de 1907, en Topeka, Kansas. Estuvo viviendo en Alburquerque, Nuevo México, cuando hizo su ascensión en octubre de 1995 a la edad de 88 años.

 

Ruth era hermosa y siempre de excelente apariencia y finamente vestida. Sus maneras eran regias y con un porte de dignidad. Era un alma fervorosa y leal que se entregó de manera singular a la causa de la Gran Hermandad Blanca.

 

Ruth primero encontró las enseñanzas a través de la actividad YO SOY alrededor de 1936, cuando tenía veintinueve años de edad.Cuando Ruth era miembro del Puente de la Libertad en la década de los cincuenta, Pablo el Veneciano dio un dictado revelando que Ruth era su llama gemela y que cuando ascendiera, su nombre sería el de Diosa de la Belleza.

 

Desde 1963 a 1973 Ruth fue directora del Grupo de Estudio de The Summit Lighthouse® en Los Ángeles, California, en ese entonces se llamaba Grupo de la Libertad de Saint Germain. En ese tiempo, era uno de los grupos más grandes del país.

 

Cada jueves en la tarde y durante casi veinte años mantuvo una vigilia con otros guardianes de la llama®. En 1971, en un servicio conducido por Mark Prophet, Ruth Hawkins fue investida como dama por Saint Germain por su incansable y leal trabajo y su servicio meritorio a los maestros ascendidos. Saint Germain le dio el nombre de Lady Adoremus.

 

 

Ruth Hawkins en París

Ruth dedicó su vida a Pablo el Veneciano. A su pedido, realizó un viaje a Francia con otra devota en el otoño de 1984. Alquilaron un apartamento en París donde decretaron por Francia cada día durante cuatro meses por las mañanas, por las tardes y por las noches.Ruth y su amiga vivieron en la plaza llamada la Place du Tertre, donde cientos de artistas armaban sus caballetes de pintura. Ruth conversaba con los artistas sobre arte y les mostraba la Gráfica de tu Yo Divino así como imágenes de los maestros. Siempre llevaba las estampas de bolsillo de la Gráfica Divina. Dondequiera que tuviera la oportunidad le daba una estampa a alguien. Para el tiempo que dejó París, muchos de los artistas tenían una imagen de la Gráfica en sus caballetes.

 

Ruth y su amiga encontraron que los franceses generalmente respondían favorablemente a los extranjeros que sabían francés. Aunque Ruth no sabía nada de ese idioma, cuando llegó a París, de todas maneras la gente la amaba. El apartamento de Ruth estaba cerca de la Basílica del Sagrado Corazón, por lo que ambas frecuentemente iban allí y a otras catedrales a orar por París.

 

Ruth y su amiga también hicieron muchos decretos de llama violeta, media hora, tres veces al día. Ambas sentían que había mucha dureza en la ciudad y que era necesaria la llama violeta para suavizarla de modo que la gente pudiera aceptar la luz. Ruth adquirió una transparencia de color violeta. La sostenía ante sus ojos y miraba a través de ella para ver la ciudad cubierta con la llama violeta. Mantuvo el concepto inmaculado para toda vida y nunca habló descortesmente de nadie. Su amiga dijo que era como si ella nunca viera nada negativo en la gente.

 

 

La llama gemela de Pablo el Veneciano y la pintura

Como llama gemela de Pablo el Veneciano, Ruth estaba dedicada totalmente a la verdad y la belleza. Era una artista y derramó su devoción en sus pinturas.

 

Ruth dijo que si no hubiese sido por Pablo el Veneciano, ella no hubiera sido capaz de pintar. Algunas veces, bajo su dirección, comenzaba a pintar un cuadro antes de saber siquiera a quién iba a pintar. Creó muchos cuadros de los maestros ascendidos, que todavía son usados como focos de la presencia de los maestros. Mark Prophet dijo que si ella continuaba pintando, haría su ascensión.

 

 

Las pinturas de Ruth Hawkins

Su trabajo incluía retratos de Pablo el Veneciano, Saint Germain, Madre María, Nada, Kwan Yin, Sanat Kumara y Lady Master Venus.

 

 

Fuentes: tsl.org y ashramvirtual.blogspot.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s